Squid – Relaciones interSquideanas

Como vimos en la nota anterior el Squid maneja el cache de una manera que nos permite almacenar solo lo que necesitamos optimizando así el rendimiento de la red. El único detalle que puede molestarnos luego de un tiempo es que solo elegimos dos políticas para manejo de cache dentro de un Squid: El de memoria y el de disco, siendo necesario tener otro Squid funcionando para ir escalando este modelo

Relaciones Entre Squids

Si necesitamos aprovechar otro servidor para manejar el cache, lo podemos conectar con el existente, es ahí donde tenemos varias formas de lograrlo:

parent” – Relación “padre-hijo” si nuestro Squid tiene como parent a otro, todo aquel objeto que tiene que salir a buscar a Internet lo redirecciona a su padre porque a lo mejor el padre si tiene este objeto y nos lo puede devolver en el momento. Conviene mantener la misma estructura de la red en este caso, por ejemplo si nuestro proveedor de acceso a Internet tuviera un Squid, el mismo seria parent del nuestro. Apostaría a que Fibertel Nitro hace algo muy similar aunque seguramente no con Squid 🙁
sibling” – Relación entre dos conexiones. Solo es útil cuando tenemos una conexión a Internet lenta con un Squid, una conexión rápida hacia otro Squid que a su vez tiene una salida a Internet diferente también lenta. Podemos usar sibiling si tenemos un proxy reverso, un ejemplo son dos squid cada uno con una conexión saliente distinta que proveen el servicio de un servidor web que esta detrás. Con este método compartimos el cache entre ellos pero no se producen cuellos de botella porque no obligamos al primer squid a que consiga el objeto si no lo tiene. En otras palabras seria como usar un cache repartido entre varios equipos sin posibilidad de “obligar” a un Squid que tenemos como sibiling a que vaya a buscar un contenido que no tiene por nosotros. Como esta serie de guías no es para uso de proxy reverso no analizaremos esta posibilidad.

Un ejemplo de relación padre-hijo lo podemos ver a continuación:
cache_peer 192.168.1.2 parent 3128 0 no-query no-digest
Claro que en la IP 192.168.1.2 debemos tener un squid levantado en el puerto 3128. Cuidado con este otro Squid, no tiene como parent al original, de lo contrario podemos provocar un loop que nos hará perder tiempo y los objetos que se solicitan una sola vez el Squid los tomara como algo accedido con una mayor frecuencia.

Por ultimo existe una nota donde los creadores de Squid no aconsejan tener en sibling instalaciones de las que desconfiamos (no encuentro el link ahora). Mas allá de razones obvias, el Squid vecino puede aprovechar nuestro cache sin entregar nada a cambio, se me viene a la mente la relación de Homero con Ned Flanders 🙂

Deja un comentario

Para proteger el blog de SPAM, le pedimos que complete la tarea:WordPress CAPTCHA